Osteopatía estructural: calibrar las manos y ajustar con seguridad (vídeo)

La asignatura de primer curso “Osteopatía Estructural“, que tiene continuidad en segundo curso, es una de las que más disfrutan los estudiantes del Máster en Osteopatía. Hemos estado charlando con sus profesores, Francesc Sansa y Carlos Ferrari, y esto es lo que nos han contado sobre lo que van a encontrarse los alumnos que la realicen.

Como la mayoría de las materias que se dan en nuestra escuela, se divide el estudio entre una parte teórica y otra práctica. La parte teórica de la asignatura consiste en dar a los alumnos una base osteopática, que en este caso consiste en conocer las características biomecánicas de las áreas que se van a tratar.

En la parte práctica, los alumnos aprenden sobre todo a ser seguros y a calibrar las manos. Las manos son la herramienta de trabajo del osteópata, ya que no cuenta con aparatos de exploración. Con ellas los alumnos deben ser capaces de hacer un buen diagnóstico, y ser muy precisos a la hora de determinar las áreas que no están funcionando bien.

Los contenidos de Osteopatía Estructural siguen una progresión lógica. Se empieza con las técnicas más suaves de baja intensidad, posteriormente se pasa a las técnicas de energía muscular, que son muy seguras, y a medida que el alumno adquiere habilidad se va incrementando la dificultad; hasta llegar a la parte más avanzada con las técnicas de alta velocidad.


Progresando en las técnicas sin perder seguridad

Ya en primero pueden verse a los alumnos de Estructural realizando las clásicas técnicas de ajuste de alta velocidad, en cervicales, lumbares y dorsales, y en la segunda parte de la asignatura (que se cursa durante el segundo año del Máster) se prosigue incrementando aún más el nivel de dificultad.

Estadísticamente, la mayor parte de los alumnos no sabe ajustar cuando empieza, y por lo tanto es en esta asignatura cuando aprenden por primera vez. Las prácticas tienen lugar entre los propios alumnos.

Generalmente se premia mucho la seguridad, pero si los alumnos pecan de algo es justamente de “excesiva prudencia”, según los profesores de Osteopatía Estructural. En todo caso, el nivel cervical, los estudiantes no pueden hacer ningún ajuste sin la supervisión del profesor asistente que está acompañando en la clase. Los docentes revisan la puesta en tensión y todos los pasos previos a la técnica, y si son correctos, dan permiso para que se lleve a cabo el ajuste.

Para conocer más detalles de cómo se desarrollan las clases de Osteopatía Estructural, visita nuestro canal de Youtube, donde podrás encontrar entrevistas con otros profesores de la EOB.